Pantallazo de la web de la Fundación Michael J. Fox La lucha de la Fundación Michael J. Fox para erradicar el Parkinson no para. En esta ocasión, financiará un estudio chileno que trata de estudiar la terapia genética como alternativa para curar la enfermedad.

El estudio consiste en la creación de virus modificados genéticamente para que transporten un gen terapéutico, que evitaría el defecto en las proteínas que ocasiona la enfermedad.

Claudio Hetz, académico de la facultad de Medicina de la Universidad de Chile, es el encargado de liderar el proyecto. La entidad que lleva el nombre del popular intérprete de ‘Regreso al Futuro’ vuelve a demostrarnos con su apoyo a este proyecto su implicación en la dura batalla contra el Parkinson, patología que el mismo padece desde hace años.